Mostrando entradas con la etiqueta Nazis. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Nazis. Mostrar todas las entradas

1.10.10

Kurt Weill

Kurt Weill por Fernando Katz

Nacido de una familia judía (su padre era cantor en una sinagoga), Kurt Weil mostró un talento musical desde temprana edad. Estudió composición musical en el Conservatorio de Berlín con Ferruccio Busoni y compuso su Primera sinfonía, influida por el ampuloso estilo expresionista de moda por entonces en Berlín.

Aunque tuvo cierto éxito con sus primeras obras, Weill tendía cada vez más hacia la música instrumental y el teatro musical. En 1926, hizo su estreno teatral en Dresde con su primera ópera, Der Protagonist, en un sólo acto y con libreto de Georg Kaiser. Weill consideraba que su Der Neue Orpheus ("El nuevo Orfeo", 1925), una cantata para soprano, violín, y orquesta basada en un poema de Iwan Goll, marcó un momento crucial en su carrera; prefiguraría la variedad estilística y la ambigüedad provocativa típicas de su estilo compositivo. La estética moderna se hizo más evidente en la ópera surrealista de un sólo acto Royal Palace (Palacio Real, 1926) sobre un libreto de Iwan Goll (excepcional por su incorporación de danza y proyección cinematográfica), y en la ópera bufa Der Zar lässt sich photographieren ("El Zar se deja fotografiar"), de 1927, con un libreto de Georg Kaiser.

Obtuvo el éxito definitivo con Die Dreigroschenoper ("La ópera de tres centavos", 1928), escrita en colaboración con el dramaturgo Bertolt Brecht. Se trata de una versión actualizada de una ópera inglesa del siglo XVIII (The Beggar's Opera), en la que la feroz crítica social que la obra contiene se expresa por medio de una música compuesta para una orquestina de cabaret y cantada por actores que no son cantantes profesionales.

In the late 1920s, composer Kurt Weill and actress Lotte Lenya were Berlin’s artistic power couple.

Dos años después desarrolló aún más este estilo en Aufstieg und Fall der Stadt Mahagonny ("Grandeza y decadencia de la ciudad de Mahagonny"), otra ácida sátira social de Brecht, con el que Weill también colaboró en Happy End ("Final feliz"), de 1929. Cada vez más incómodo con las restricciones que imponía Brecht al papel de la música en su teatro político, Weill buscó otros colaboradores; el escenógrafo Caspar Neher escribió el libreto de su ópera épica en tres actos Die Bürgschaft (1931), y volvió a colaborar con Georg Kaiser en la audaz comedia musical Der Silbersee (El Lago de plata) (1932).

La música de Weill no era del gusto de los nazis, que la catalogaron de "decadente". Provocaron alborotos durante sus representaciones y organizaron campañas de boicot para disuadir el montaje de sus obras. Esta situación obligó a Weill y a su esposa la cantante Lotte Lenya a abandonar Alemania en marzo de 1933. Se establecieron en París.

En París, reanudó brevemente la colaboración con Brecht para Die sieben Todsünden ("Los siete pecados capitales"), un "ballet cantado" para la compañía de George Balanchine. También escribió la música para la obra de Jacques Deval Marie galante y concluyó su Segunda sinfonía, cuya claridad al estilo de Haydn y su economía de medios contrastan con la Primera sinfonía.

Kurt Weill - (Dessau, Alemania, 1900-Nueva York, 1950)

En septiembre de 1935, Weill viajó a Estados Unidos para supervisar el montaje de Max Reinhardt de la obra épica de Franz Werfel Der Weg der Verheissung, para la que Weill había escrito la música. Tras muchos retrasos, la obra se representó, parcialmente truncada, en 1937.

Entre tanto, el Group Theatre reclutó a Weill para colaborar con el libretista Paul Green en el musical Johnny Johnson, basado libremente en la novela El buen soldado Schweik, del autor checo Jaroslav Hašek. Su música, aunque todavía reconociblemente "europea", fue un éxito y consolidó a Weill con el panorama musical norteamericano. Animado por su triunfo, y convencido de que el teatro comercial ofrecía más posibilidades que la ópera tradicional, Weill y Lenya decidieron quedarse en los Estados Unidos, y solicitar la nacionalidad norteamericana, que obtuvieron en 1943.

Durante los años siguientes, Weill compuso musicales de la importancia de Knickerbocker Holiday (1938, que fue un éxito relativo, pero que consagró su famosa September Song), Lady in the Dark (1941), con letras de Ira Gershwin, One Touch of Venus (1943), Street Scene (1947), Love Life (1948) y Lost in the Stars (1949).

Se encontraba trabajando en una versión musical de Huckleberry Finn de Mark Twain cuando sufrió un ataque al corazón.

Murío el 3 de abril de 1950, un mes después de cumplir los cincuenta años. es.wikipedia.org


KURT WEILL - Das Berliner Requiem

15.8.10

El juicio de Nuremberg (¿Vencedores o vencidos?)

El juicio de Nuremberg (¿Vencedores o vencidos?)

Judgement at Nuremberg es el título original de una película realizada en 1961 por Stanley Kramer y producida por Philip Langner, cuyo título en español es ¿Vencedores o vencidos? en España o El juicio de Nuremberg en Hispanoamérica.

Dan Haywood, magistrado estadounidense jubilado, llega en 1948 a la ciudad de Núremberg para encargarse de la difícil labor de juzgar una vez procesados los jerarcas nazis a cuatro jueces por su complicidad en la aplicación de las políticas de esterilización y eugenesia del Tercer Reich. Ante el tribunal, defensa y acusación defenderán sus posiciones sobre si los jueces nazis eran conocedores o no del exterminio que estaba realizando el gobierno alemán apoyándose en testigos que sufrieron esta injusta política. Mientras se juzga las inconveniencias del bando vencido, va surgiendo la Guerra Fría entre los vencedores y la Alemania ocupada deberá reconstruir su país y olvidar los vestigios de la guerra y el régimen anterior.

La película examina las cuestiones de la complicidad individual de los ciudadanos en los crímenes cometidos por el Estado. El guión no tuvo carácter propagandístico, ya que aborda directamente hasta las cuestiones más complicadas. Por ejemplo, el abogado de la defensa Hans Rolfe (Schell) plantea argumentos tan espinosos como el apoyo de la Corte Suprema de Estados Unidos a las prácticas eugenésicas o las palabras de elogio de Winston Churchill hacia Adolf Hitler. Una escena notable es el testimonio de Rudolph Petersen (Clift), un panadero alemán, que considerado "mentalmente incompetente", fue esterilizado por los nazis de acuerdo a las leyes sociales.

El juicio de Nuremberg (¿Vencedores o vencidos?)

  • Título original: Judgement at Nuremberg
  • Año: 1961
  • Género: Drama (Basado en Historia Real)
  • Pais: USA
  • Director: Stanley Kramer
  • Actores Principales: Spencer Tracy, Burt Lancaster, Richard Widmark, Marlene Dietrich, Maximilian Schell, Judy Garland, Montgomery Clift, Ed Binns, Werner Klemperer, Torben Meyer, Martin Brandt, William Shatner, Kenneth MacKenna, Alan Baxter, Ray Teal, Virginia Christine
  • Guión: Abby Mann
  • Fotografía: Ernest Laszlo
  • Música: Ernest Gold
  • Duración: 186 minutos.
  • Idioma: Español
Una obra maestra de todos los tiempos, con magnificas interpretaciones. Montgomery Clift está inmenso, una de las mejores actuaciones secundarias de todos los tiempos, magistral!!




Al final, en el desenlace, vemos a un espléndido y entero Spencer Tracy frente a un arrepentido y suplicante Burt Lancaster, demoledor como en todas sus escenas, que es casi lo mejor del largometraje y se podria decir, en sus palabras, que resume toda la película.

24.7.10

El Museo Leopold y un Schiele expoliado por los nazis

Egon Schiele (1890-1918) ‘Retrato de Wally’

Tras 12 años de litigios, el retrato de la amante de Egon Schiele vuelve a Viena, previo pago de casi 15 millones de euros.

La Fiscalía de Manhattan (Nueva York) ha anunciado que el Museo Leopold de Viena pagará 19 millones de dólares (14,7 de euros) a los herederos de Lea Bondi Jaray, una marchante de arte vienesa y judía a la que los nazis robaron el cuadro de Egon Schiele Retrato de Wally (1912).

La oficina judicial anunció el acuerdo que pone fin a una batalla legal iniciada en 1999, cuando las autoridades estadounidenses confiscaron varias obras cedidas por el Leopold al Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA), y cuya propiedad demandaban dos familias judías.

Lea Bondi Jaray fue forzada por los nazis a entregarles sus propiedades y a exiliarse a Londres cuando Alemania ocupó Austria. Según detalla la Fiscalía, el cuadro le fue expoliado por el coleccionista de arte nazi Friedrich Welz y, tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, fue entregado por el Ejército de EE.UU. a la Galería Nacional de Austria.

Años después, Bondi intentó recuperar la obra con la ayuda del coleccionista Rudolf Leopold, quien, sin embargo y según la Fiscalía, la engañó para quedarse con el cuadro, con lo que pasó a engrosar la lista de obras de arte de Leopold. Desde entonces, e incluso después de la muerte de Bondi en 1969, su familia luchó para conseguir la propiedad de la pieza, mientras que Leopold, que falleció en junio pasado, llegó a contar con una colección de 5.400 pinturas, incluidas 250 de Schiele, afirmaba ser su legítimo propietario.

A mediados de los años 1990, el valor de la colección de Leopold se estimó en unos 574 millones de euros, aunque el coleccionista accedió a vender sus obras al Estado austríaco por 160 millones de euros (195 millones de dólares), a cambio de mantenerla en una fundación privada y exponerla en un museo bajo su dirección vitalicia. El Museo Leopold forma parte del llamado Barrio de Museos de Viena, un espacio público cultural inaugurado en 2001 en lo que antiguamente eran las caballerizas imperiales austrohúngaras. Fuente hoyesarte.com