Mostrando entradas con la etiqueta Museo Guggenheim. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Museo Guggenheim. Mostrar todas las entradas

30.1.10

International Holocaust Remembrance Day


“Architecture of Murder: The Auschwitz-Birkenau Blueprints” - Yad Vashem


Yad Vashem Exhibit to Open at the United Nations Marking International Holocaust Remembrance Day.

“Architecture of Murder: The Auschwitz-Birkenau Blueprints”

On Tuesday, January 26, 201o a new exhibit of the recently uncovered blueprints of the Auschwitz-Birkenau World War II death-camps will open at the United Nations Headquarters in New York. The Yad Vashem exhibit; “Architecture of Murder – the Auschwitz-Birkenau Blueprints” displays the blueprints prepared by the Nazis as they planned the construction of the Auschwitz-Birkenau extermination camps. The Nazis produced hundreds of technical sketches of various building sites, among them detailed sketches of the gas chambers and crematoria. These plans led to the construction of the largest extermination center of European Jewry.

In 2008, twenty-nine original yellowing drawings were found in an abandoned apartment in Berlin, including 15 original plans of the Auschwitz complex. They were acquired by the Axel-Springer publishing house and presented last August to Prime Minister Benjamin Netanyahu for safe-keeping at Yad Vashem, the Holocaust remembrance and education center in Jerusalem.

Chairman of the Yad Vashem Directorate Avner Shalev explains a display in the exhibition to Prime Minister Netanyahu as Chairman of the Yad Vashem Council Rabbi Israel Meir Lau looks on

This important exhibit is being shown simultaneously in Jerusalem, where it will open on January 25th, and at the United Nations Headquarters in New York, opening on January 26th. It marks the United Nations International Day of Commemoration of the Holocaust. Attending the opening at the United Nations will be UN Secretary General Ban Ki-Moon, Israel’s Minister of Information and Diaspora Yuli Edelstein, Israel’s Ambassador to the United Nations, Prof. Gabriella Shalev, Poland and Germany’s Ambassador to the U.N., Mr. Eli Zborowski, Chairman of the American and International Societies for Yad Vashem, community leaders, ambassadors, and members of the diplomatic corps. The “Architecture of Murder” exhibition will be displayed at the UN through March 1, 2010 and is supported by Israel’s Ministry of Foreign Affairs and Michaela and Leon Constantiner.

“Architecture of Murder” was curated by the Director of Yad Vashem’s Museums Division Yehudit Inbar and designed by Pnina Friedman. Ms. Inbar will introduce the exhibit at the United Nation’s opening.

An official reception by invitation only, will mark the opening on Tuesday, January 26th at 6:00 p.m. at the United Nation’s Visitor’s Lobby and will remain on display through the end of February, 2010. It is made available through the auspices of the American Society for Yad Vashem, Inc. (212) 220-4304, Eli Zborowski, Chairman.

Chairman of the Yad Vashem Directorate Avner Shalev explains a display in the exhibition to Prime Minister Netanyahu as Chairman of the Yad Vashem Council Rabbi Israel Meir Lau looks on.

Chairman of the Yad Vashem Directorate Avner Shalev explains a display in the exhibition to Prime Minister Netanyahu as Chairman of the Yad Vashem Council Rabbi Israel Meir Lau looks on.

Picasso contra la crisis


El cuadro 'París por la ventana', de Marc Chagall, se expone en el Guggenheim.

En medio de la crisis, dos de los grandes museos neoyorquinos, el Guggenheim y el Metropolitan, han echado mano este año de sus colecciones para preparar sendas exposiciones, en las que Picasso tiene una especial atención. El Guggenheim acaba de inaugurar Paris and the Avant Garde: Modern Masters from the Guggenheim Collection (París y la Vanguardia: Maestros modernos de la colección Guggenheim). La exposición, que estará abierta hasta el 12 de mayo y es una de las últimas con las que el museo celebra su 50 aniversario, presenta 34 obras de 18 pintores de la llamada Escuela de París, entre los que figuran Pablo Picasso y Joan Miró, así como un grupo de esculturas de Constantin Brancusi y Alexander Calder.

La muestra del Guggenheim sólo presenta obras de sus colecciones

La exposición se centra en la emigración de artistas que a principios del siglo XX se produjo a París, donde a menudo fusionaron nuevos elementos formales con aspectos de su tradición local y con sus intereses individuales. El éxodo dio lugar a una vanguardia que no se adhirió a un estilo típico de escuela, pese a que ya se conocían como la Escuela de París, pero los artistas estaban unidos por su desafío al academicismo. Todos los cuadros de la muestra pertenecen al fondo del museo, que no pudo adquirir más obras de los maestros.

Una de las innovaciones estilísticas que produjo esa vanguardia fue el cubismo, que lideraron Georges Braque y Pablo Picasso, quienes se vieron por primera vez en 1907. El nombre de cubismo fue acuñado accidentalmente por el crítico francés Louis Vauxcelles, quien pretendía burlarse de aquellos primeros cuadros para los que ambos artistas se habían inspirado en las composiciones geométricas de Paul Cézanne.

Sus técnicas tuvieron éxito y prendieron rápidamente, influyendo a otros pintores como Marc Chagall, Robert Delaunay, Frantisek Kupka y Fernand Léger, y a escultores como Brancusi, todos ellos en la exposición.

La vanguardia parisina se prolongó en el surrealismo con artistas como Joan Miró, hasta que el estallido de la Segunda Guerra Mundial rompió la hegemonía artística de la capital francesa y obligó a muchos pintores, escultores y escritores a buscar refugio en Nueva York, aunque los dos españoles, Picasso y Miró, permanecieron en Europa.

El Metropolitan dedicará una restrospectiva al pintor español

También el Metropolitan se ocupará este año de Picasso, con una gran restrospectiva, Picasso en el Metropolitan, que contará con 150 trabajos suyos, entre cuadros, dibujos, esculturas y cerámicas, todos ellos pertenecientes a esta institución y algunos de ellos aún no mostrados en Nueva York. Según el museo, la exhibición se enmarca en su "tradición de organizar grandes exposiciones para alumbrar su impresionante colección de trabajos sobre un artista o periodo de particular importancia, como Goya (1995), Toulouse-Lautrec (1996), Gaugin (2002) o Rembrandt (2007-2008). www.publico.es

26.6.09

Los padrinos del Guggenheim


Flía. Guggenheim

El museo repasa en una muestra la historia de su colección a través de los mecenas, marchantes y artistas que han marcado su personalidad

En poco más de medio siglo, la familia Guggenheim pasó de vender las más variadas mercancías por las esquinas de Nueva York a gobernar el mayor imperio mundial de minas de cobre y plata. El patriarca Meyer Guggenheim, judío nacido en Suiza, descendió por las escalerillas del barco a los muelles de Manhattan con e l dinero justo para sobrevivir. Su hijo Solomon heredó una inmensa fortuna que él además acrecentó, y su sobrina Peggy ya no tuvo que mover un dedo para gastar a lo grande y rodearse del mejor arte de su época, la primera mitad del siglo XX.

La historia de la colección Guggenheim está hecha por esta familia y por los expertos, marchantes y coleccionistas con los que se encontraron y entendieron. Todos ellos son los protagonistas de la exposición 'De lo privado a lo público', que ayer se inauguró en el museo de Bilbao, y que a través de un centenar de obras elegidas por las conservadoras Tracey Bashkoff y Megan Fontanella muestran el gusto y el olfato para comprar arte de Hilla Rebay, Justin K. Thannhauser, Karl Nierendorf, Katherine S. Dreier y Fred Henry, de la Fundación Bohen. De esta última se exponen en obras de Sophie Calle y de los brasileños Jac Leiner y Vik Muniz, entre otros, y constituye la primera oportunidad de ver en profundidad estos fondos de arte contemporáneo.
Solomon R. Guggenheim y su esposa Irene Rothschild comenzaron su colección según mandaban los cánones de las clases altas de Manhattan, con las obras de los paisajistas norteamericanos del siglo XIX y de los precursores del impresionismo francés, cuadros perfectos para decorar los espaciosos salones de sus casas.

Cuando conocieron a la baronesa prusiana Hilla Rebay, en 1927, su orientación artística cambió por completo. El matrimonio rondaba los 60 años, lo que no impidió que la aristócrata les transmitiera el 'veneno' de las vanguardias, el placer de la novedad y la experimentación, las nuevas tendencias que ya no admitían paisajes ni figuras realistas y que apuntaban a formas puras y abstractas.

Fue ella la que les presentó a Vassily Kandinsky en 1929, el artista al que llegaron a comprar 150 obras. De ellas se exponen cuatro pinturas en el Guggenheim vasco, dos de su primera época, la más figurativa, otra de 1911 que ya indica el camino hacia la abstracción y una última de 1934 en la que desarrolla su peculiar lenguaje abstracto, para él sinónimo de lo «espiritual».
Nieve y palmeras
El eje de la muestra es de carácter cronológico y empieza con las obras maestras que atesoró Justin K. Thannhauser, galerista en Múnich, como su padre, marchante que en 1913 organizó la primera retrospectiva de Picasso, y que con la victoria de Hitler en Alemania tuvo que exiliarse primero en París y luego en Nueva York, porque los nazis llamaban a lo que él vendía y coleccionaba «arte degenerado».

Un paisaje nevado de Van Gogh contrasta con las palmeras que pintaba Paul Gauguin en las islas del Pacífico, mientras que el retrato de una mujer realizado por Manet y un bodegón de Cézanne permiten ver en el País Vasco la obra de estos pioneros del modernismo. Tannhauser donó su colección en 1976 al Guggenheim, lo que amplió de manera significativa sus fondos al enriquecerlos con obras del impresionismo hasta las primeras vanguardias, imposibles de encontrar en el mercado en esa cantidad y calidad, lo que obligó a ampliar el museo de Nueva York para poder mostrarla adecuadamente.

La pared opuesta está dedicada al cubismo con obras de Juan Gris y de Albert Gleizes, y también con un cuadro de Robert Delaunay, 'La ciudad', que muestra la influencia de la fotografía en la pintura a principios del siglo XX, no tanto por la representación detallista de la imagen como por la reproducción del grano o textura del medio fotográfico, con un efecto que recuerda a las fotos pixeladas de la tecnología digital casi un siglo antes de que ésta existiera.

En las salas posteriores, el visitante tiene a la vista las piezas de los autores surrealistas y los primeros pasos de los expresionistas abstractos, procedentes en su mayoría de las colecciones de Peggy Guggenheim y de Karl Nierendorf. La sobrina de Solomon ejerció quince años de esposa de varios maridos antes de dedicarse al arte. Marcel Duchamp le dio sus primeras clases particulares, Max Ernst se casó con ella y Peggy se hizo amiga de un gran número de artistas, a los que ayudó comprando sus obras a un precio muy bueno durante la Segunda Guerra Mundial.

El palacio Vernier dei Leoni de Venecia, que adquirió en 1948, expone hoy sus fondos, en los que se encuentran obras de Jackson Pollock como la que ahora se muestra en Bilbao; un cuadro de 1946 en el que la figura heroica y atormentada del expresionismo abstracto aún pintaba figuras, en este caso de pájaros.

Antes de que falleciera en 1949, Solomon Guggenheim compró las 730 obras de los fondos de Karl Nierendorf, marchante alemán especializado en pintores como Kandinsky, una predilección que compartía con su amiga Hilla Rebay. Un óleo sobre cartón de Paul Klee y obras de Adolph Gottlieb y William Baziotes, que han viajado a Bilbao, muestran el abanico de la colección de Nierendorf. A ella se unieron las 28 piezas donadas por Katherine S. Dreier, que también compartía gustos con la baronesa Rebay. Entre ellas se encuentra una obra de Juan Gris fechada en 1916 que ahora se puede ver en Bilbao.

La exposición se basa en los fondos de Solomon Guggenheim y en proporción mucho menor en la del resto de coleccionistas. Falta la representación de las obras donadas por el conde italiano Panza di Biumo y por la Fundación Robert Mapplethorpe. Variada y amena, la muestra descubre tesoros nunca vistos anteriormente en Bilbao, como un cuadro pionero de Mondrian, fechado en 1916. IÑAKI ESTEBAN - BILBAO

Solomon R Guggenheim Museum
Cutaway Illustration of Guggenheim Museum, Manhattan showing points of interest. (c) Dorling Kindersley

'De lo privado a lo público'
Museo Guggenheim Bilbao.
Fechas: Hasta el 10 de enero de 2010.
Más información: www.guggenheim-bilbao.es