26.8.15

Vestido Delphos, Mariano Fortuny


Mariano Fortuny y Madrazo (1871-1949), hijo del pintor y pintor él mismo, inventa un tipo de brocado impreso que imita los terciopelos labrados de los siglos XV y XVI, diseñando además vestidos y ropa teatral con ellos.

Inventa también un tipo de plisado sobre finísima seda, con el que ejecuta su famoso vestido "Delphos", parecido a una clámide clásica, pero que cabe en un puño y que luce entre otras Isadora Duncan.

Las grandes damas parisinas suspiraban por “les robes Fortuny”, como cuenta Marcel Proust en su novela "En busca del tiempo perdido".

Fortuny mantuvo contacto con otros artistas y personajes influyentes de la época: Proust, el dramaturgo y poeta D’Annunzio, la bailarina Isadora Duncan, la actriz Eleonora Duse... Al teatro se acercó a gracias a la obra de Wagner: vestuario, escenografía, y luminotecnia.

El Delphos, que revoluciona el sector de la moda haciendo realidad la utopía de liberar el cuerpo femenino, es un icono al alcance únicamente de aquellas mujeres que, por profesión, fortuna o personalidad, se sienten lo bastante libres como para desdeñar los convencionalismos morales de su tiempo: Isadora Duncan, Eleonora Duse, Sara Bernhardt, la marquesa Luisa Casati o la baronesa Rothschild, por citar sólo algunas.



Vestidos Delphos Mariano Fortuny, 1944 © Getty Images