16.8.15

Scriabin "Prometheus.The poem of Fire"




"Prometheus. The poem of Fire" Op. 60
Aleksandr Nikoláyevich Scriabin
Martha Argerich, piano
Claudio Abbado, conductor

Durante su estancia en Bruselas (1908-10), Alexander Scriabin trabó estrecha relación con un círculo teosófico.

En este período escribe “Prometeo: el poema del fuego”, para piano, orquesta, coro y teclado de luces.  Su estreno fue en Moscú, el 2 de marzo de 1911.

En la mitología griega, Prometeo es el Titán benefactor de la humanidad, que es honrado por haber robado el fuego de los dioses en la rama de una cañaheja, luego darlo a los humanos para su uso y ser castigado por esta razón.

La música es altamente disonante, basada casi exclusivamente en diversas inversiones y permutaciones del acorde místico de Scriabin. Luego de toda esta disonancia no resuelta, la obra finaliza con un Fa#M. Es la única tríada tonal en toda la obra. Una típica interpretación dura aproximadamente 20 minutos. Los instrumentos también desempeñan un papel simbólico. La trompa expone el tema relacionado con el principio de la Creación, mientras que la trompeta entona los asociados con la Voluntad y la Conciencia humana. Desde su aparición, el piano tiene una función destacada, al representar el principio individual del hombre.

También conocido como acorde sintético, mágico o acorde prometeo, es una de las grandes invenciones armónico-tímbricas de Scriabin. Se basa en la superposición de intervalos de cuarta. Fuente Internet.