13.1.13

Château de Chambord


Château de Chambord

Una obra maestra del Renacimiento ...

El Castillo Real de Chambord, en la región de los Países del Loira, es uno de los castillos más reconocibles en el mundo debido a su arquitectura renacentista francesa muy distintiva que mezcla formas tradicionales medievales con estructuras clásicas italianas.

Es el castillo más grande de los Castillos del Loira, pero fue construido para servir sólo como un pabellón de caza para el rey Francisco I, quien mantuvo sus residencias reales en el Castillo de Blois y en el Castillo de Amboise.

El diseño original del Castillo de Chambord fue hecho por Domenico da Cortona, pero fue cambiado durante los veinte años de su construcción (1519–1539). Aunque se cree que Leonardo da Vinci estuvo implicado en el diseño original siendo invitado por el rey Francisco I, vivió y trabajo en Clos Lucé, cerca de Amboise. Fue enterrado en la Capilla de Saint-Hubert del Castillo de Amboise.

Durante más de ochenta años después de la muerte de Francisco I, los reyes franceses siguientes no le dieron atención al castillo dejando que se deteriorará con el paso del tiempo. Finalmente, en 1639 el rey Luis XIII lo dio a su hermano Gastón d'Orléans, quien evitó que el castillo cayera en la ruina restaurándolo.

Los habitantes de Chambord

  • Francisco I de Francia. Constructor del Castillo instaló su morada en el ala norte.
  • Enrique II. Su hijo continuó las obras entre 1547 y 1559 y realizó la capilla.
  • Gastón de Orleans. Hermano de Luis XIII, inició la primera restauración entre 1670 y 1643.
  • Luis XIV. Creó su aposento en el centro de la fachada. Moliere realizó en 1670 la primera representación de El burgués gentilhombre en la sala de los guardias en el primer piso.
  • Estanislao I Leszczynski. Suegro de Luis XV y Rey de Polonia en el exilio, que habitó en él desde 1725 hasta 1733.
  • El mariscal de Sajonia. Recibe la propiedad de Luis XV en 1745, tras su victoria de Fontenoy, y realiza allí suntuosas fiestas. Murió en ella en 1750.
  • El mariscal de Berthier. Recibe como regalo el castillo de Napoleón I en 1809.
  • El conde de Chambord, nieto de Carlos X que hubiera podido convertirse en rey bajo el nombre de Enrique V, pero no accedió nunca al trono y murió exiliado en 1883. Fue aquí desde donde lanzó su manifiesto a los franceses en el que declara su adhesión a la bandera blanca.
  • Finalmente, el Gobierno francés. El estado compra la propiedad a los herederos del Conde de Chambord en 1930.