5.12.12

Grand-plié y Demi-plié


Antes del Gran-plié no hay que olvidarse del Demi-plié!

Debe comprenderse la importancia del Demi-plié, pues de él depende la técnica, la estabilidad y la perfecta ejecución de todos los pasos, entre ellos las piruetas, los saltos y la batería. Si la persona que baila no tiene la capacidad del Demi-plié o no comprende su correcta ejecución, su movilidad será rígida, carente de elasticidad y gracia, y puede lesionares seriamente. Cuidado!

El Gran-plié

En primera posición los pies pegados al suelo, flexión con las rodillas, llegar al máximo sin levantar el talón o los talones del suelo, las piernas deben estar alargadas y flexibles tratando de no perder la línea en los tres puntos: pies, rodillas y caderas (forman una línea recta) con ellos el torso debe estar recto y suspendido siempre hacia arriba!

En cada una de las posiciones el peso del cuerpo debe repartirse entre ambas piernas, cuidando que el arco del pie no caiga hacia el dedo grande (pie vencido hacia adelante). Siempre hay que estar atentos a apoyar el dedo pequeño de los pies en el suelo junto con el arco trasero apoyado en el suelo. Tanto el Gran-plié como el Demi-plié se realiza en las cinco posiciones, las cuales se irán profundizando en el transcurso de las clases. La función principal del demi plié es la preparación muscular, esto obliga al maestro y al alumno a reforzarlos, practicar los y corregirlos diariamente, cuidando que durante los ejercicios, pasos y saltos del centro no se ejecuten doblemente, es decir que después de quedar o caer en plié se haga uno nuevo para elevarse o pasar a otro paso.

Siempre se inicia con Demi-plié o media flexión, para luego pasar a Grand-plié o gran flexión. Al ir subiendo del Gran-plié el ejercicio se realiza con la misma intensidad con que se inicio al bajar.

Recordar: al bajar en el Grand-plié lo último que se levantan son los talones y, al subir lo primero que apoyamos son los talones (menos en la 2da. posición, claro!)

Carolina de Pedro

Grand-plié y Demi-plié