25.12.12

Capricornio (22 de diciembre - 19 de enero)






Entonces se levantó y empezó a pasearse,
al principio bastante rígida
porque temía que se le cayera la corona:
pero se consoló con la idea
de que nadie había allá para verla,
.. Y si realmente soy reina -se dijo
mientras volvía a sentarse-,
con el tiempo podré desenvolverme muy bien.


A primera vista, la mujer de Capricornio parece ser tan dura como un clavo de hierro. Una mujer sería que parece saber de dónde viene, dónde esta y adónde va. Pero cuando la lleguen a conocer descubrirán que no es dura en absoluto; solo se protege y mantiene sus secretos. No esperen de ella que le dé la bienvenida con los brazos abiertos. Primera deberá probar su valor.

Con esta mujer hay ciertas barreras y convenciones que, simplemente, ella no traspasará.

Los Capricornio son auténticos trabajadores, industriosos, eficientes y disciplinados. Les molesta la pereza de otras personas. Su innato sentido común les otorga la capacidad de planificar por adelantado y trabajar de manera práctica para lograr sus objetivos. A menudo tienen éxito en todo cuanto se proponen.

Como madre, esta dedicada a sus hijos y a menudo lleva su hogar con la misma eficacia que si fuese un negocio debido a la influencia de Saturno. La mujer Capricornio puede ser demasiado rígida con su esposo y con sus hijos. Espera mucho de ellos, y si esto lo apoya otros aspectos de su carta, su voluntad puede verse reforzada hasta el punto de llegar a ser dominante. Su punto flaco son los animales, y a menudo muestra con ellos su lado más positivo, por la simple razón de que se abre emocionalmente a ellos.

Independientemente de cuán duro trabajen, cuán alto suban o cuán ricos sean material o emocionalmente, nunca les es suficiente. Y eso les devuelve a su soledad individual.

En medio de una multitud, nos es fácil encontrar a un Capricornio. Pero poseen una dignidad callada inconfundible.

Los Capricornio se preocupan por naturaleza. Aunque hayan hecho sus deberes y hayan tomado todas las precauciones posibles, se agobian por si se han dejado algo. Se beneficiarían cultivando la idea de que cualquier cosa que hagan ira bien.

Los Capricornio disfrutan dentro de parámetros estructurados y firmemente establecidos. El ritual les gusta y les inspira. Aportan la misma seriedad y eficiencia a sus creencias espirituales que las que aportan a las demás áreas de su vida. En los individuos menos evolucionados, la expresión de las creencias espirituales puede manifestarse en forma de dogmas. En los  Capricornio mas evolucionados, el alma entiende claramente su propósito en esta vida. Fuente: Tu Astrologia