14.5.10

Balenciaga en el Museo de Bellas Artes de Bilbao


Vestido de cóctel en tafetán estampado con motivos florales, 1958.
Colección Bibiñe Belausteguigoitia, viuda de Solano y marquesa viuda de Socorro.


“Si Dior es el Watteau de la costura (lleno de matices, chic, delicado y oportuno), entonces Balenciaga es el Picasso de la moda”. Cecil Beaton (14 de enero de 1904, Londres - 18 de enero de 1980)

Con el título Balenciaga. El diseño del límite, la muestra ofrece una interpretación de la aportación de este modisto -que el año próximo contará con un museo monográfico en su localidad natal– a la moda y de su visión de la misma. A la vez que sugiere al espectador una reflexión sobre el papel que la moda y el vestido pueden tener en el individuo y en la colectividad: los vestidos de Balenciaga, nacido en Getaria, dibujan límites físicos y sociales, enmarcan a las mujeres que los llevan transformándolas en seres elegantes que esconden su feminidad individual bajo una armadura de buen gusto y formas refinadas.

El Museo de Bellas Artes de Bilbao expone 35 piezas de alta costura –procedentes de la colección del Gobierno Vasco, la Fundación Cristóbal Balenciaga, y dos colecciones particulares- distribuidos en siete ámbitos diferenciados: noche brillante, ave de noche, el cuerpo alojado, el milagro Balenciaga, siluetas nocturnas, mujeres flor y la novia. Los abrigos, capas, vestidos de cóctel y de noche, y un extraordinario vestido de novia se presentan –en ocasiones rodeados por aros de luz o encapsulados en estructuras de metacrilato– en un inusual montaje, que diseña un particular itinerario por las creaciones de uno los mejores modistos de la edad de oro de la alta costura.

Cristóbal Balenciaga (Getaria, Gipuzkoa, 1895–Jávea, Alicante, 1972) es uno de los creadores más importantes de la historia de la moda. En 1913 abrió su propio taller en San Sebastián y desde 1937 hasta mayo de 1968 tuvo tienda en París, en donde se convirtió en un referente de la alta costura, trabajando siempre en la búsqueda de un ideal de perfección y elegancia.

MUSEO BELLAS ARTES DE BILBAO

La exposición muestra cerca de cuarenta piezas de costura, procedentes de la colección del Gobierno Vasco, la Fundación Balenciaga, y dos colecciones particulares del País Vasco y Madrid. No pretende plantear una lectura disciplinar sobre la obra y el trabajo de este modisto sino que el itinerario por los distintos espacios del museo trata de inducir al espectador a una reflexión sobre el papel que la moda y el vestido pueden tener en el individuo y la colectividad: los vestidos de Balenciaga dibujan límites físicos y sociales, enmarcan a las mujeres que los llevan, transformándolas en mujeres elegantes que esconden su feminidad individual bajo una armadura de buen gusto y formas refinadas. La belleza geométrica de los cortes y la armonía cromática sorprenderán al espectador en un excepcional montaje dedicado a uno de los mejores modistos de la edad de oro de la alta costura.

Vestido de cóctel con sobrefalda en otomán estampado ikat azul y negro, 1957. Fundación Cristóbal Balenciaga Fundazioa, Getaria (Gipuzkoa)/©Fundación Cristóbal Balenciaga Fundazioa, Getaria (Gipuzkoa). Imagen: Gorka Agirre

Vestido de noche bordado con pedrería y lentejuelas esmeralda y topacio, 1956.
Museo de Bellas Artes de Bilbao. Depósito del Gobierno Vasco, 2009.