25.9.09

Deutsche Grammophon


"¿Qué ha significado para mí Deutsche Grammophon?", se preguntaba en cierta ocasión la virtuosa violinista alemana Anne-Sophie Mutter. "Sin duda -respondía-, la mejor oportunidad para realizarme como artista y para concebir los proyectos que me han forjado humana y artísticamente, gracias a la política abierta y comprometida del sello con el gran repertorio y con la música contemporánea".

Un compromiso en ofrecer las más selectas grabaciones de la mejor música clásica que la casa discográfica alemana ha mantenido en el transcurso de sus 111 años de vida, aniversario que celebra poniendo a disposición de los melómanos y público en general una colección de obras maestras, con las interpretaciones de los mejores artistas de nuestro tiempo.

"111 años es mucha historia y hemos intentado condensarlos en una selección de productos -incluidos CDs y DVDs- que muestren el sabor de la marca y dar asimismo una idea de su aporte a la cultura a lo largo de 11 décadas. La filosofía ha sido siempre ‘las mejores grabaciones para los más grandes artistas a nivel mundial’, algo claramente confirmado en esta entrega que ofrecemos tanto en calidad de sonido como en su mérito artístico", señala Deutsche Grammophon en su sitio de internet.

La colección lanzada por la firma alemana con motivo de su aniversario 111 está compuesta por 55 discos compactos con las grabaciones más destacadas del pasado y el presente de Deutsche Grammophon. Entre los compositores que presenta la compilación se encuentran Vivaldi, Bach, Haendel, Haydn, Mozart, Beethoven, Schubert, Berlioz, Mendelssoh, Schumann, Chopin, Liszt, Wagner, Brahms, Tchaikovsky, Dvrak y Verdi, entre muchos otros, interpretados por las más destacadas orquestas y directores, como la Filarmónica de Berlín, a las órdenes de la batuta de Herbert von Karajan, o la Royal Philharmonic Orchestra, conducida por André Previn.

También está disponible una caja con 13 DVDs con valioso material videográfico de artistas como el director Wilhelm Furtwängler, la violinista Anna-Sophie Mutter y el tenor José Carreras; así como un grupo de seis CDs con las 11 pistas más destacadas del sellón alemán.

La edición se complementa con un libro en el que se relata la historia de Deutsche Grammophon desde su fundación en 1898 hasta la actualidad, definido como "la primera y definitiva crónica de una institución esencial".

A lo largo de las décadas, la compañía alemana estuvo asociada o amparó a otros sellos tan populares como RCA, HMV o Polydor. La Segunda Guerra Mundial y el avance de la industria marcaron la evolución del sello. En la actualidad, Deutsche Grammophon pertenece a Universal Music Group.

Pero lo realmente significativo de Deutsche Grammophon fue su especialización en música clásica. En 1983 fue cuando dio el gran paso: tratar de acaparar el mercado del recién nacido CD. Para eso se editó como primer lanzamiento la Sinfonía de los Alpes, de Richard Strauss, interpretada por Karajan y la Filarmónica de Berlín. www.informador.com.mx