30.6.09

LA VIENA DE KLIMT


Fundación Juan March - CICLO OCTUBRE 2006 LA VIENA DE KLIMT CON MOTIVO DE LA EXPOSICIÓN LA DESTRUCCIÓN CREADORA Gustav Klimt, el Friso de Beethoven y la lucha por la libertad del arte.

Los días 11, 18 y 25 de octubre de 2006 se presento una exposición, en la Fundación Juan March en Madrid, sumamente interesante y atractiva. Me pareció un tema cautivador y atrayente para compartirlo ya que tuvo un gran éxito. Bajo el lema "La exposición, la destrucción creadora: Gustav Klimt, el Friso de Beethoven y la lucha por la libertad del arte" a continuación podemos introducirnos en el universo de Klimt y la Viena del 1900.


LA VIENA DE KLIMT
11, 18 y 25 octubre 2006

La cultura vienesa de fines del siglo XIX y comienzos del XX alcanzó un inusitado esplendor en el pensamiento, en las artes y en las ciencias. La Viena de Klimt, Kokoschka o Schiele es la Viena de Freud, Wittgenstein, Musil o Schönberg, por sólo citar algunos nombres. La Fundación Juan March ha programado para octubre un ciclo de tres conciertos titulado "La Viena de Klimt ", con motivo de la exposición del artista vienés.

La cultura vienesa de finales del siglo XIX y comienzos del XX, es decir, en los últimos años del Imperio Austrohúngaro que la primera guerra mundial se llevó por delante, alcanzó un inusitado esplendor en todas las artes, en el pensamiento y en las ciencias. Esta increíble ebullición en todas las ramas del árbol luliano del saber estuvo acompañada por un mordaz sentimiento de decadencia y de acerado sentido crítico pocas veces igualado. Nombres como Freud, Wittgenstein, Boltzmann, Schnitzler, Musil, von Hofmannsthal, Loos, Olbrich, Klimt o Schöenberg convivieron con un arte y un pensamiento academicista que vio en ellos y en sus seguidores los atisbos de una degeneración y una decadencia que no estaba precisamente en este arte naciente, sino en el sistema. La Secesión, el movimiento artístico renovador, nace justamente cuando los grandes nombres del pasado iban desapareciendo: Bruckner (1896), Brahms (1897), Johann Strauss II (1899)…; y alguno más, aunque prematuramente, como Wolf (1903).


Puedes leer todo el materia informativo en PDF