22.4.09

Holocausto - Shoah



Memoria permanente de la Shoah

Israel inició ayer por la noche la conmemoración del "Día de la Shoah", en una ceremonia que recuerda los seis millones de judíos asesinados por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. El presidente israelí, Shimon Peres, y el primer ministro, Benjamin Netanyahu, asistieron a una ceremonia en el memorial de Yad Vashem, en Jerusalén, donde los supervivientes del Holocausto encendieron seis velas en recuerdo de las víctimas y los dos grandes rabinos de Israel recitaron el Kaddish, la oración de los muertos.

Yad Vashem (Museo del Holocausto) - Jerusalen

"El antisemitismo es un fenómeno histórico antiguo. Si alguien pensaba que después de los actos atroces de la Shoah, este fenómeno (...) desaparecería, es evidente que se equivocaba", declaró Netanyahu en un discurso pronunciado apenas unas horas después del revuelo ocasionado por las declaraciones del presidente iraní Mahmud Ahmadinejad.

"Lo que es triste es que, mientras que nosotros destacamos el Día de la Shoah (...) en Jerusalén, otros escogieron asistir a un espec- táculo de odio contra Israel, que tiene lugar (...) en el corazón de Europa", agregó el primer ministro, en relación a la Conferencia de ONU sobre Racismo. Netanyahu criticó la presencia de Ahmadinejad en ese encuentro y acusó de "racista" al presidente iraní, quien varias veces negó el Holocausto.

"Es difícil entender por qué los déspotas, como los nazis de Hitler, los bolcheviques de Stalin, y los persas de Ahmadinejad optaron por los judíos, como el objetivo principal de su odio, su locura y su violencia", dijo Peres en su discurso. "Los judíos no tienen el culto a los ídolos, Dios les ha dado la humanidad de su conciencia", dijo el presidente. "Fuimos los primeros en creer que cada persona es creada a imagen de Dios, y Dios nos enseñó a valorar y a santificar la vida y prevenir el asesinato y la discriminación".

"No hay palabras que puedan explicar, ni idioma con el que comprender", dijo por su parte Dalia Itzik, presidenta del parlamento israelí. "No tenemos el derecho a olvidar, ni la autoridad para perdonar", agregó.

Esta mañana todas las sirenas sonarán en el territorio israelí, dando paso a diversas ceremonias durante el día. Unos 234.000 supervivientes del holocausto viven actualmente en Israel y según un estudio demográfico, dos tercios de ellos tendrán más de 80 años en 2015. El día de recordación del Holocausto coincide este año con los 120 años del nacimiento de Adolf Hitler. Agencias

Familia Judía

Holocausto/Shoa

Las palabras shoa y holocausto se refieren al asesinato sistemático de los judíos europeos por parte de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. La mayoría de las víctimas procedían de Europa Oriental, aunque también numerosos judíos de Europa Occidental hallaron la muerte en las cámaras de gas de los campos de exterminio situados en Polonia.

El número exacto de víctimas se desconoce. Las estimaciones serias oscilan entre los cinco y siete millones; por lo general se menciona la cifra de seis millones. Aunque los judíos no fueron las únicas víctimas civiles del régimen de Hitler, sí fue el único colectivo que los nazis intentaron aniquilar en su totalidad.

En los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, comenzaron a utilizarse los términos «holocausto» y shoa para referirse a la masacre de los judíos durante esa guerra. El término más utilizado es el de holocausto. Sin embargo, algunos se oponen a esta denominación, pues originalmente significaba «sacrificio», y la matanza de los judíos no fue un sacrificio. Por eso, en Israel y en círculos judíos fuera de Israel se prefiere hablar de shoa, una palabra hebrea con la acepción de «aniquilación» o «torbellino aniquilador», utilizada ya durante la Segunda Guerra Mundial para referirse a la masacre de los judíos en Polonia a manos de los nazis.

Extraído de: Cincuenta preguntas sobre el antisemitismo (Casa de Ana Frank, 2005).

Copyright © 2009 Yad Vashem The Holocaust Martyrs and Heroes Remembrance Authority