24.4.09

Alemania rinde homenaje Modigliani


Amadeo Modigliani - Joven de cabello oscuro (Elvira) 1918.

Por primera vez desde hace casi 20 años, un museo alemán dedica una amplia retrospectiva a la obra del artista italiano, Amadeo Modigliani, una de las figuras claves del arte moderno del siglo XX.

Las exposiciones de Modigliani no son raras, nunca lo han sido desde que la élite parisina acompañó al artista de 35 años de edad al sepulcro. Su muerte prematura impulsó su fama y apenas fallecido, las galerías y museos del mundo entero se arrebataron su obra. Y siguen guardándola con gran celo, lo que supuso un verdadero desafío para los organizadores de la muestra que abrió sus puertas en el Museo de Arte de la República Federal (Bundeskunsthalle), en Bonn.

Sus cuadros desde hace mucho están grabados en la memoria visual colectiva y están marcados por una “genial simplificación de la forma”, según Fleck. Pintó sobre todo retratos, cabezas ovaladas de largo cuello con ojos almendrados brillantes, que a veces parecen vacíos, como la estilización de esculturas antiguas.

En los cuadros del artista se ve el lenguaje visual del renacimiento y del manierismo, pero también se ve en su pintura influencias del expresionismo y el cubismo, así como del arte africano, tan popular en su tiempo.

Su obra también da cuenta del ambiente en el París de principios de siglo. Mientras que toda Europa sufría las consecuencias de la Primera Guerra Mundial, en la Ciudad Luz reinaba una bulliciosa vida nocturna. Varios genios de la pintura coincidieron en el café La Rotonde, como Pablo Picasso, Amadeo Modigliani y el mexicano Diego Rivera. Se dice que Modigliani admiraba a Rivera, de quien hizo varios retratos. En la exposición se encuentra una pintura al óleo que hizo del muralista mexicano en 1914, actualmente propiedad de la Colección de Arte de Renania del Norte Westfalia, (Kunstsammlung Nordrhein-Westfalen), en Düsseldorf.

Nacido en 1884 en Livorno, Italia, Modigliani fue pintor, dibujante y escultor. Su obra comprende unos 420 cuadros y unos mil dibujos. Los últimos años de su vida se dedicó a la escultura y produjo unas 25 piezas. “La muestra refleja, en pequeña escala y con unas 70 obras, la producción en conjunto del artista”, dijo Susanne Kleine, directora del proyecto.

Proveniente de una cultivada familia judía, Modigliani emigró a París en 1906 en donde se convirtió en el arquetipo del artista bohemio. Adoraba a las mujeres y se fue aniquilando con el abuso de alcohol y las drogas, hasta que murió, víctima de tuberculosis a los 35 años de edad. Un día después, su amante, Jeanne Hébuterne, se suicidó estando embarazada lanzándose por una ventana. Su dramática vida y muerte parece sacada de una novela.

Su obra mezcla cubismo, expresionismo e influencias del arte africano.

Poco antes de su muerte su obra era ya cotizada y en 1952 uno de sus desnudos fue comprado por un coleccionista en París por un millón de francos. Pero el récord fue batido en el 2003 durante una subasta en Christie’s de Nueva York, que vendió uno de sus desnudos en 24 millones de dólares. La exposición "Modigliani" estará abierta en Bonn hasta el 30 de agosto.

Autora: Eva Usi - Editora: Emilia Rojas Sasse
www.dw-world.de



Amadeo Modigliani - Desnudo de Céline Howard, 1918.