7.1.09

Rosa y negro de Chanel


Défilé Chanel - Haute Couture hiver 2009

Défilé Chanel - Haute Couture hiver 2009

Un valor seguro para el 2009: el rosa y el negro. Pero no un rosa cualquiera, un rosa Chanel, como el presentado por el modisto alemán Karl Lagerfeld en las pasarelas de París, allí donde su colega Jean-Charles de Castelbajac apostó por otro valor, en su caso electoral, llamado Barack Obama.

Castelbajac insertó el retrato del candidato demócrata para las próximas elecciones presidenciales estadounidenses en un desfile lúdico y musical, que llenó de vestidos estampados de nubes, pompas de jabón y vistosos cascos multicolores construidos con piezas de lego.

La foto de un Obama sonriente y triunfador ocupaba el delantero de un vestido corto negro y amarillo, enteramente bordado de lentejuelas. No fue el único retrato de su desfile, aunque los otros eran femeninos y venían con flequillo y gran melena, como el presentado este miércoles para felicitar los 40 años de carrera de su colega Sonia Rykiel con su característica cabellera pelirroja trapezoidal.

Quizá la idea vino de ahí. En cualquier caso Castelbajac la llevó a su extremo máximo, hasta cerrar con ella su colección y mostrar, allí donde se suele presentar un vestido de novia, un conjunto de compacta cabellera blanca de dos pisos, por delante y por detrás.

Cual velo nupcial, la melena cubría también el rostro y provocaba en su portadora una inevitable ceguera, por lo que el modisto le acompañó en todo momento de la mano mientras recibían los aplausos del público.

Lagerfeld pensó igualmente en un final feliz pero ante todo espectacular para su colección Chanel, presentada en el Grand Palais, en cuyo interior había reconstruido la fachada del número 31 de la rue Cambon, cuartel general de la firma, con aceras y pavimento incluido.

Al mejor estilo de la coreógrafa alemana Pina Bausch, tomaron la escena final cinco modelos masculinos, trajeados y engalanados con cinturones de vistosos colgantes laterales y abundantes collares grises y negros sobre el delantero de sus camisas blancas.

Fue el momento elegido por Lagerfeld para salir a recibir la ovación general de la asistencia, al frente de las maniquíes que habían presentado sus modelos y que volvieron a recorrer la pasarela todas juntas, dejándole atrás.

En cuanto al rosa 'maison', será siempre pálido

En cuanto al rosa 'maison', que por tratarse de la firma fundada por la mítica Mademoiselle Coco se construirá a veces sobre imprescindible tweed, será siempre pálido.

Tres propuestas del modisto alemán Karl Lagerfeld para Chanel en la pasarela de París.

Podrá servir también chaquetas de punto grueso, o combinarse con elegantísimas prendas negras, y tomar, por ejemplo, forma de elegante vestido largo, con bolsillos y pliegues estratégicos, bajo un escueto bolero negro.

Hubo otros elementos característicos de la colección Prêt-à-Porter Chanel para la primavera-verano 2009, algunos muy fáciles de adaptar a cualquier presupuesto, como las plumas en los talones, para dar un toque alado a la belleza femenina, o simplemente divino, al estilo del dios 'Mercurio', y, por lo tanto, volátil.

El mismo rosa pálido, combinado con blanco, gris y negro, sobre tul, satén o lurex produjo vestidos de fiesta largos o cortos, con volantes, al estilo andaluz, guitarra incluida.

Por supuesto, la elegancia máxima Chanel pasará por el negro, el blanco y la combinación entre ambos, con abundantes mangas farol, de volantes y también plisadas, elocuentes transparencias y suntuosos bordados.NP